Ene 29

Artículo Publicado en Discovery Salud

Os adjuntamos el artículo / entrevista realizado por Discovery Salud, aparecido en el mes de Diciembre.

Afronta el cáncer y otras patologías desintoxicando el hígado y el riñón

José María Cardesín, experto español en Medicina Tradicional China, es de los que piensa que la acumulación de tóxicos en el organismo termina bloqueando en muchos casos el sistema de drenaje dando ello lugar a muy diferentes patologías, cáncer incluido. Y, de hecho, pronto comprobaría que el 90% de los pacientes que acudían a él con patologías muy distintas tenían piedras en el riñón o en el hígado. Y que en un 40% de los casos se detectaban además células cancerosas. Pero su mayor sorpresa fue constatar que tras un profundo drenaje hepático y renal no sólo desaparecían las piedras sino también las células cancerosas.

Graduado en Ingeniería Química en la Universidad Politécnica de Barcelona José María Cardesín se matricularía a continuación en Ingeniería Industrial pero a los dos años decidió dar un giro radical a su vida y formarse en el ámbito de la salud. En 1980 estudiaría Hipnosis Clínica en el International Institute Of Hipnology de Nueva York y algunos años después se trasladaría a China para formarse en la Facultad de Medicina Tradicional China de Pekín obteniendo los grados A y B (los más altos que se conceden a médicos extranjeros). A la vuelta ampliaría su formación durante 3 años en el Centro de Estudios Homeopáticos (CEDH) de Burdeos (Francia) así como en las técnicas energéticas de Rac estudiando en la Escuela de Paul Nogier en Lyon. Años después ampliaría sus conocimientos formándose en otras disciplinas -especialmente Osteopatía y Naturopatía- hasta que finalmente crearía su propia escuela basada principalmente en la Medicina Tradicional China aplicada a través de productos homeopáticos y donde se imparten clases de distintas terapias alternativas: el Centro de Terapias Alternativas CAB,. Socio fundador de la Sociedad de Acupuntores de Cataluña -en la que ostentaría durante varios años el cargo de Vicepresidente para Temas Científicos- y ex presidente de la Asociación Española de Homeópatas es autor de seis libros: “Reflexología”, “Repertorio homeopático superior”, “Materia Médica Superior”, “La energética de la pareja”, “Concomitancias del sistema hepato-renal” y “Nuevas investigaciones sobre el cáncer”.
En cualquier caso debemos decir que lo que le ha traído a estas páginas es un descubrimiento singular que ahora deberán valorar otros profesionales de la salud: el hecho de que mejorando el eje hepato-renal mediante la eliminación de la arenilla, barro y piedras que se acumulan en esos órganos… desaparecen en muchos casos las células cancerosas. Incluso en cánceres avanzados. Lo que una vez más volvería a demostrar que la mejor manera de elevar las defensas del sistema inmunitario no consiste quizás tanto en aportar sustancias al organismo como en limpiarlo, en desintoxicarlo lo mejor posible para que el propio cuerpo se encargue de autocurarse. En cáncer y en los casos de casi la totalidad de las llamadas enfermedades. José María Cardesín no dudó en trasladarse desde Barcelona hasta nuestra redacción para explicárnoslo.

discove2

-Cómo fue el proceso que le llevó a este descubrimiento?

-En Febrero de 1993 llegó a la consulta una paciente obesa con problemas digestivos acompañados de dolores musculares, cansancio, irritabilidad, insomnio y depresión. Una vez reconocida comprobamos que presentaba litiasis biliar, úlcera gástrica e infección intestinal por lo que se le prescribió la medicación homeopática correspondiente y un eficaz drenador hepático de carácter fitoterápico. Sin embargo, a los pocos días volvió con un cuadro de dolor intenso, tan importante y generalizado que, entre otras pruebas, se decidió buscar indicios de tumor detectándose células cancerosas a nivel hepático y bronquial. Fue remitida sin medicación a Urgencias y en el hospital confirmaron la litiasis biliar. Tenía un cólico y se decidió intervenir quirúrgicamente porque la piedra era enorme. Cuando se le extrajo no pasaba al parecer por la boca del envase de cristal de un yogur. Tal era su tamaño.

Algo después, tras el postoperatorio, volvió a visitarnos para intentar solucionar unas pequeñas molestias y acelerar la recuperación. Lo primero que se hizo, evidentemente, fue repetir las pruebas tumorales. Y para nuestra sorpresa dieron negativas.

-¿Qué pensó en ese momento?

-Evidentemente me pregunté qué había sucedido. Todo indicaba que el cólico lo produjo el bloqueo del colédoco, debido al tamaño de la piedra, al intentar expulsarla el organismo por efecto del drenador. E intuí que además del cólico el bloqueo podía haber provocado una serie de reacciones orgánicas, algunas de las cuales podían ya existir de forma asintomática o haberse iniciado en ese momento, que disminuyeron o desaparecieron tras extirparle la piedra. ¿Qué relación había pues entre la litiasis y el cáncer?, me pregunté. ¿Por qué tras el cólico habían aparecido células cancerosas y una vez eliminada la piedra éstas habían desaparecido sin más? Es más, ¿podían las litiasis ser causa de diferentes patologías?

-¿Y qué hizo para saberlo?

-A partir de ese momento decidí averiguar si mis pacientes, independientemente de la patología que aparentemente manifestaran, padecían o no litiasis biliar o renal indagando además si tenían células tumorales malignas. Y así lo hicimos con casi todos nuestros pacientes.

-Y cuál fue el resultado?

-Que ¡el 90%! de los pacientes tenían litiasis hepática o renal. En el 60% de los casos en forma de arenillas o fangos difícilmente detectables por ecografía y que si bien no producen síntomas directos pueden sin embargo ocasionar patologías distales de poca a mucha gravedad. Aunque lo que más nos llamó la atención es que en ¡un 40%! de los casos se detectó la presencia de células cancerosas en un estado muy precoz, en su mayoría en la mama, en el esófago o en ambos sitios a la vez en los casos mas avanzados. El 90% de los cánceres mamarios de tipo escirro, es decir, carcinomas ductales infiltrantes.

-Me parece muy fuerte. Es un porcentaje altísimo. Aunque demostraría la afirmación tantas veces repetida de que todos padecemos cáncer varias veces a lo largo de nuestra vida sin ser conscientes de ello que superamos dejando actuar sin más al sistema inmune. Bien, y si las litiasis pueden ser causa de tantas patologías, cáncer incluido, usted qué propone?

-No sé si las litiasis son la causa del cáncer o más bien el resultado de que el organismo no pueda desintoxicarse correctamente por ellas. En cualquier caso la solución primordial sería la misma: usar potentes drenadores que permitan al organismo deshacerse del barro, la arenilla y las piedras cuyo tamaño lo permita, que son la mayoría.

-¿De forma preventiva o curativa?

-Prevenir siempre es mejor que curar. Pero debo decir que hemos constatado cómo una vez limpios en profundidad el hígado y el riñón el nivel y actividad de las células cancerosas disminuye rápidamente en la mayoría de las personas. Tanto en casos iniciales como en tumores ya avanzados.

-¿También en casos avanzados?

-En algunos casos puntuales ha habido incluso importante remisión en personas con cuadros metastáticos y desahuciadas. Debo en cualquier caso aclarar que además de desintoxicar el organismo nosotros ponemos a nuestros pacientes un tratamiento homeopático anticancerígeno que obtiene resultados muy satisfactorios.

-Sorprendente. Pero volvamos un momento atrás. ¿Cómo hay tantos casos de litiasis, muchos en personas asintomáticas?

-Probablemente porque hoy día nuestros organismos están muy contaminados. Especialmente los alimentos que ingerimos pero también el agua que bebemos, el aire que respiramos, el entorno en el que vivimos…

-¿Tanto como para empezar a bloquear ya los riñones?

-Bueno, la litiasis no es fundamentalmente biliar sino hepática. Quien realmente produce la mayoría de las piedras es el hígado, órgano de filtración de la sangre venosa que asciende por el sistema porta y cuya suciedad es la que termina produciendo los posos y arenillas que con el tiempo se van aglutinando y formando los litos de mayor tamaño. El otro órgano de filtración, el riñón, retiene arenillas y forma piedras pero en menor grado. También el páncreas produce sedimentos por filtración que se eliminan a través del conducto pancreático pero son menos importantes porque es corto.

En fin, el caso es que cada vez con mayor frecuencia el material de desecho que en condiciones normales debería salir a través del colédoco hacia el intestino para su eliminación -si procede del hígado- o por vía urinaria -si su origen es renal- es retenido por uno o ambos órganos provocando una insuficiencia funcional de los mismos. Pero es que cuando se llega a esa saturación la arenilla, el material de desecho, en lugar de ser expulsado del organismo se extiende vía sanguínea a otras zonas y conductos siendo eso lo que probablemente genera muchas de las patologías que conocemos. Solo que como esas zonas se hallan muy alejadas no nos hacen sospechar que la causa sea esa.

-Pero, ¿cómo han llegado a la conclusión de que es el hígado el que produce el mayor número de piedras?

-Llegamos a esa conclusión tras constatar que numerosos pacientes colecistectomizados –a los que se ha extirpado la vesícula biliar- presentaban cuadros semejantes a los producidos por litiasis “biliar” y al darles drenadores de fuerte acción y analizar las heces obtenidas dentro de las 24 horas siguientes a la ingesta de los mismos se encontraron piedras de diferentes tamaños y mejoría substancial de la sintomatología con lo que quedó demostrado que la extracción de la vesícula no nos libra de la producción y almacenamiento de residuos hepáticos sólidos. Añadiré que la búsqueda de litiasis se realiza también en niños dando positivo casi siempre en infantes de hasta dos años y menos lo que sugiere que los fangos hepáticos le llegan al feto durante el embarazo, desde la madre, pese a la barrera placentaria. Porque no parece lógico que en doce meses almacenen tanta arenilla como para dar muchas veces cuadros hepáticos de cierta intensidad.
En fin, estos diminutos barros de desecho que circulan por la sangre son normalmente retenidos por alguno de nuestros filtros pero pueden pasar de un órgano a otro indistintamente.

-¿Y cómo abordan ustedes la depuración del hígado y el riñón?

-Antes, cuando un paciente presentaba signos de litiasis en hígado por ejemplo, le dábamos un drenante de ese órgano solamente pero con frecuencia nos encontrábamos al mes siguiente con que se había limpiado el hígado pero presentaba litiasis renal. Por lo que decidimos a partir de entonces drenar ambos órganos a la vez. Con excelentes resultados.

-Bien, volvamos al cáncer. Decía antes que el bloqueo de nuestro sistema de drenaje es lo que puede provocar la aparición de las células cancerosas… y de otras patologías- ¿Puede ampliarnos su tesis?

-Bueno, una vez establecimos que había relación directa entre la eliminación de las litiasis hepática y renal y la mejoría en muchos casos de cáncer era cuestión de buscar una explicación coherente. Como antes dije cuando nuestros filtros corporales van acumulando materia indeseable y no pueden eliminarlos se saturan . Y al no poder retener más material de desecho éste se extiende a través de la sangre y el plasma al resto del organismo. Provocando, al acumularse, en unos casos obesidad -general o circunscrita a una zona-, en otros deformaciones óseas, ateromas, miomas, lipomas, fibromas, quistes o tumores que en ocasiones se malignizan dando lugar al cáncer.

Una explicación plausible es que los microlitos en forma de barros sutiles terminen traspasado la membrana celular merced a la presión osmótica y se depositen en determinadas células alterando el medio e iniciando un proceso de mutación que genere malformaciones de todo tipo. Malformaciones que, sin embargo, hemos podido comprobar que ceden en cuanto desciende el nivel de barros en sangre y por presión inversa la célula puede librarse de ellos. Por supuesto, si la célula aún es aun recuperable y siempre gracias a los órganos de eliminación.

Lo importante es pues evitar que el material de desecho llegue a las células, sea o no carcinogénico, eliminándolo mediante un drenaje a fondo.

-¿Y cómo efectúan ustedes ese drenaje? Por cierto, ¿cambian el tipo de alimentación durante el tratamiento?

-La alimentación juega un papel fundamental en la salud y por tanto hay que cuidarla. A nosotros lo que nos parece primordial es que los productos sean biológicos y no se desnaturalicen durante su preparación. Pero no proponemos una dieta específica. Basta con que uno se alimente de forma saludable recordando que al hígado le afecta sobre todo el consumo de productos grasos, alcohol, azúcar blanco, hidratos de carbono refinados, fármacos, aditivos alimenticios, etc. Aunque también le afectan el estrés, los disgustos y los ataque de ira.
Nos centramos pues en desintoxicar el organismo. Lo que sucede es que la experiencia nos demuestra que un drenaje real y completo es muy difícil de conseguir la primera vez que se drena. Aún obteniendo datos analíticos satisfactorios suele tener que repetirse varias veces hasta que la limpieza sea aceptable de ambos órganos.

-¿Pues tenía entendido que en pocos meses podía conseguirse una limpieza profunda de hígado y rinón…

Sí, pero hemos constatado que aunque a veces creemos haberlo conseguido…a los dos o tres meses ambos órganos vuelven a estar saturados con lo que se precisan nuevos drenajes, práctica inhabitual cuando ya se ha comprobado el resultado positivo de la primera sesión de limpieza. Y es que, por pura lógica, es imposible limpiar en un par de meses la suciedad acumulada a lo largo de 30, 40 o 50 años. Es verdad que tras el primer drenaje, tras la primera limpieza a fondo, hígado y riñón se recuperan en muy buena medida pero es que una vez limpios empiezan a retener la suciedad circulante. Es decir, la sangre, mucho más limpia de impurezas, empieza a recibir nuevos residuos de otras células que inician su recuperación, simplemente por ósmosis. De tejidos que estaban saturados, de conductos parcialmente obstruidos, etc. Y al poco tiempo ya tenemos otra vez ambos órganos ocluidos. Por lo que hay que proceder a volver a limpiarlos. En otras palabras, para lograr desintoxicar el organismo –y en algunos casos será más complicado que en otros- se precisan varias sesiones con descansos intermedios. Luego, una vez lograda la limpieza a fondo, conviene prevenir. Y lo ideal es efectuar a partir de entonces una limpieza de hígado y riñón una vez cada año o año y medio.

-Por su comentario anterior observo que también usted advierte que el comportamiento puede influir decisivamente sobre la salud…

-Evidentemente. Las emociones negativas fuertes se somatizan. El hígado enfermo produce irritabilidad y cólera pero lo mismo ocurre a la inversa: un ataque de ira afecta negativamente al hígado, máxime si está dañado, con la consiguiente inflamación crónica, pérdida de su capacidad de filtraje y diseminación de microlitos por todo el organismo lo cual está de acuerdo -en líneas generales- con las teorías de distinguidos colegas que achacan a los disgustos la causa del cáncer y otras patologías graves.

-Y según usted un drenaje efectivo de hígado y riñón puede ayudar a superar un cáncer.

-Sí. Hay quienes recomiendan drenar el hígado y el riñón una vez finalizado el tratamiento que postulan o como complemento pero a nuestro juicio el drenaje es lo primero que debe hacerse y la parte mas importante del proceso curativo. Al punto de que por sí solo puede llegar a resolver espontáneamente un proceso cancerígeno, tanto en una fase muy inicial, energética, como funcional. Hemos tenido ocasión de comprobarlo repetidamente. Aunque, como antes dije, complementamos el tratamiento con medicación homeopática. Pero es importante señalar que hasta una limpieza total el efecto de cualquier medicación es parcial.

-La verdad es que su planteamiento está cargado de sentido común y coincidimos con él pero resulta tan aparentemente sencillo que mucha gente se va a resistir a creer que basta para superar incluso una enfermedad tan grave como el cáncer.

-Filosofaba uno de mis maestros, cuando estudiaba Medicina Tradicional China en Pekín, diciendo que “Dios cura con el TAO, es decir, con la unidad, con una sola señal, con un deseo o un toque de sus manos. Una persona elevada espiritualmente podrá curar equilibrando el yin y el yang. Es decir, tendrá que utilizar dos señales; por ejemplo, un contacto de sus manos y un tazón de hierbas. Un médico muy bueno pero que no llegue a la sabiduría del anterior curará utilizando los cinco elementos, es decir, cinco señales. Y un facultativo de más bajo nivel usará los ocho trigramas. Es decir, un médico, contra menos sabe, precisa de mayor arsenal de análisis y medicamentos mientras que un médico competente ve paulatinamente cerrarse el abanico de los medios que precisa para curar.”
En nuestro cuerpo el yang-yin probablemente sea el sistema hepato-renal siendo su alteración lo que produce, directa o indirectamente, la mayoría de las patologías del ser humano. Aún estamos muy lejos de solucionar la enfermedad de una forma rápida y permanente pero creo que este pensamiento oriental es un principio que debería tenerse muy en cuenta en futuras investigaciones. Porque las soluciones mas sencillas son casi siempre las mejores.

-No es usted pues muy partidario de la radio y la quimioterapia…

-Hace aproximadamente cinco años, al finalizar una conferencia que daba sobre cáncer, me abordó un hombre de unos 50 años y me dijo que había sido operado de un tumor en el colon y le habían dado luego las correspondientes sesiones de radioterapia y quimioterapia postoperatorias. En la actualidad estaba controlado y asistía a revisiones periódicas. Me solicitó mi opinión sobre su caso y la posibilidad de que lo atendiera en consulta. Una vez revisado el resultado de las pruebas fue que si bien su cáncer se encontraba en estado estacionario seguía latente. Le sugerimos hacer un drenaje y tomar la medicación homeopática adecuada y al cabo de unos meses el cáncer de colon se había negativizado totalmente. Entonces nos explicaría que tenía un hermano gemelo univitelino con el mismo tipo de cáncer que había sido tratado de forma análoga por el mismo equipo oncológico. Éste acudió a nuestra consulta y, efectivamente, también daba positivo al tumor de colon en estado latente. Tras el tratamiento se negativizó igualmente y quedaron pendientes de un seguimiento adecuado. Tras casi un año de tranquilidad el equipo oncológico les anunció tras los análisis rutinarios de control que les hicieron que a su juicio la evolución del tumor no parecía favorable y, por tanto, les proponían que de forma “preventiva” se dieran unas sesiones de quimioterapia para evitar un posible rebrote y asegurar la total curación. Al acudir a nosotros se les repitieron las pruebas, dieron negativas y se les desaconsejó formalmente la quimioterapia dado su buen estado de salud. El primer hermano confió en nuestro criterio pero la esposa del segundo se manifestó claramente en contra diciendo que ellos estaban muy contentos con el tratamiento oncológico recibido, no tenían por qué desconfiar de él y, por tanto, iban a aceptar la quimioterapia. Es decir, dos hermanos gemelos univitelinos con idéntica patología habían decidido optar por dos tratamientos no ya completamente diferentes sino opuestos. Era una verdadera prueba de fuego.

El hermano que siguió nuestro consejo acude hoy regularmente a nuestras charlas de divulgación y goza de buena salud. El que optó por la quimioterapia a pesar de que estaba clínicamente sano se fue deteriorando gradualmente, generó nuevos carcinomas y tras un año de sufrimientos falleció a principios del 2003. Y le cuento este caso por considerarlo significativo.

-¿Han averiguado algo más respecto a la relación entre el cáncer y las disfunciones de hígado y riñón?

-El cuerpo humano no es un conjunto de órganos y vísceras que funcionen independientemente sino que interactúan por lo que la afección de un solo órgano puede desencadenar insuficiencias y patologías en otros órganos o sistemas que no parecen tener relación con el afectado. En cuanto a su pregunta concreta podemos decir que los cánceres no se desarrollan en las diferentes localizaciones por azar sino dependiendo de si el órgano más afectado es el hígado o el riñón. Por ejemplo, los cánceres de estómago, mama y pulmón tienen su origen en la saturación hepática mientras que los cerebrales, óseos, de útero y las leucemias se deben al riñón. Ahora bien, en ocasiones el cáncer se desarrolla en un tercer órgano relacionado. Por ejemplo, el hígado afecta al estómago y éste afecta a los senos. Por tanto, el tumor -sea maligno o no- puede manifestarse en uno de los tres órganos aunque la causa sea la misma.
En suma, es evidente que hay sustancias que ingerimos o con las que entramos en contacto que pueden producir cáncer. Muchas son conocidas. Hay publicada una extensa relación de sustancias carcinogénicas. Pero también un nivel elevado de fangos comunes que bloqueen el hígado, el riñón o ambos simultáneamente puede generar un tumor maligno.

-Una última pregunta: ¿podríamos saber qué utilizan para drenar ambos órganos y qué productos homeopáticos recetan habitualmente como coadyuvantes?

-Para limpiar el hígado recomendamos un producto natural que se encuentra en herbolarios y tiendas de dietética elaborado a base de extracto de rábano negro y alcachofa durante dos-tres meses. Hay varias marcas. Y para limpiar el riñón usamos tres productos conocidos: Calcárea Carbónica y Licopodium –ambas a la 30CH- y Berberis a la 7CH para la arenilla y piedras de origen lipídico. Hay que tomarlas una sola vez al día durante dos semanas.
En cuanto a los productos coadyuvantes en realidad los sugerimos porque hemos observado que cuando a pesar del drenaje el hígado no se recupera bien se detectan habitualmente en él los virus de la hepatitis C o D. Y en tales casos funcionan excelentemente dos productos homeopáticos de Microinmunoterapia: el 2LCH en casos de hepatitis C y 2LHD en los de hepatitis D.

-Gracias por su aportación. Estamos seguros de que serán de utilidad.
-A ustedes.

José Antonio Campoy

Ene 29

La Medicina Quántica

cardesin

Autor: José María Cardesín Cegarra

Estamos en los albores de lo que se vislumbra, como un cambio importante en la práctica de la Medicina.
La Medicina del Futuro, probablemente se basará en los principios de la Física Quántica y ello nos proporcionará una visión bastante diferente de la Medicina convencional actual.

¿Pero qué es la Medicina Quántica?

Todos los seres vivos emiten energía. Una energía compleja, mezcla de multitud de frecuencias. La energía, es un onda electromagnética. Todo campo eléctrico, cambia en intensidad de manera cíclica y cada ciclo de onda se repite a intérvalos separados por una longitud de onda. Frecuencia es el número de ciclos que se repiten en un segundo.
En las investigaciones sobre Medicina Quántica, se ha descubierto, que nuestro organismo emite mas de un billón de frecuencias diferentes, que se corresponden con la frecuencia de trabajo de nuestros órganos y aún partes de ellos. Hay una gama de frecuencias para el corazón, y también con pequeñas variaciones, para el miocardio, endocardio, pericardio, válvulas mitral y tricúspide, signoideas aórticas etc.
Componiendo una emisión de energía que contiene toda la información del funcionamiento de nuestro organismo. Cualquier alteración en la función de un órgano o un sistema corporal, conlleva la alteración de su frecuencia partícular y por lo tanto varía la información global.

Evidentemente cualquier sistema que nos permitiera medir y reconocer las frecuencias orgánicas, sus variaciones y pudiera situar el origen de la disfunción, sería un método diagnóstico, no solo sumamente eficaz, sino totalmente inocuo para el paciente, puesto que no constituiría una prueba, invasiva que requiriese contacto, sino simplemente medir la radiación corporal.

Por lo tanto podemos decir, que todo ser vivo emite una radiación peculiar y particular de cada individuo, y ésta es única, al igual que una huella dactilar, y nos permite reconocer y diferenciar a ésta persona.

Lo mismo sucede con los patógenos, cada virus, bacteria, parásito, tumor etc.tiene entidad propia, y por lo tanto emite una frecuencia peculiar, que lo hace detectable en cualquier portador humano, y por lo tanto posibilita el diagnóstico de la enfermedad y lo que es mas importante, aclara en casos de duda, su etiología.

Resumiendo, nos encontramos que midiendo las frecuencias que emite un ser humano obtendremos las frecuencias fisiológicas, correspondientes a las funciones corporales normales; las frecuencias patológicas, correspondientes a los patógenos que lo infectan; y las frecuencias anómalas, correspondientes a lesiones, alteraciones metabólicas, y disfunciones orgánicas en general, es decir la información total y completa del estado de salud del paciente.

MEDICINA QUANTICA – Página 2

Para comprender este concepto, pondremos un ejemplo: Supongamos que estamos en nuestra casa, a oscuras, en la Edad Media y deseamos luz. Podremos en primera instancia encender una cerilla, vela de cera o un quinqué de aceite o petróleo, quizás la chimenea y tendremos luz y calor.

En este caso estaremos utilizando la luz química, basada en reacciones químicas de combustión; y obtendremos luz, pero a cambio, la combustión generará vapores mas o menos tóxicos, y consumirá el oxigeno del aire que nos rodea. Luego no será una solución ideal. Recordemos no hace mucho, las intoxicaciones por el monóxido de carbono de los braseros, o el consumo de oxigeno de las estufas de butano.

La Medicina Química utiliza en sus fármacos, productos químicos,( muchos de ellos sintéticos, que como es sabido, la naturaleza en general y el organismo en particular, no sabe como metabolizarlos, pues no son productos naturales) creando depósitos en el sistema de filtraje de nuestro cuerpo, el eje hepato-renal.

Estos medicamentos, evidentemente son eficaces, y todos nos hemos beneficiado de sus efectos, durante muchos años. Pero en algunos casos conllevan una serie de efectos secundarios no deseables.

Siguiendo con nuestro ejemplo: Supongamos que hemos evolucionado en el tiempo, estamos a mediados del Siglo XX, y ya disponemos de energía eléctrica. Para salir de la oscuridad, podemos encender una lámpara, un fluorescente o una linterna. Estas no consumirán el oxigeno, y nos iluminarán mejor que los medios de combustión. Es decir la energía eléctrica es mejor que la química, tecnológicamente es superior.

La Medicina China, poco y mal conocida en Occidente es una Medicina eléctrica, que contempla el cuerpo como un circuito eléctrico, con sus cables (Meridianos) y electrodomésticos (órganos), los cuales se estropean en ocasiones (alteraciones orgánicas) y que se reparan restableciendo los circuitos, (acupuntura) eliminándose los puntos calientes (dolores) y dando tensión donde no la había, (tonificación del órgano deficiente de energía) a través de agujas, que no son mas que micropilas, que mediante un par bimetálico (mango) introducen en los puntos de acupuntura (interruptores) corriente del orden de los 40 microvoltios, lo que es suficiente para estimular la reacción del organismo, sin efectos secundarios, dado lo infinitesimal del estímulo.

No pretendemos ni mucho menos decir que la acupuntura es mejor que la Medicina Occidental, cada cual tiene sus ventajas e inconvenientes, simplemente constatamos un hecho.

Sigamos con nuestro ejemplo: llegamos al final del Siglo XX y al mundo de las frecuencias. Ahí tenemos la televisión, las emisoras de radio, los teléfonos móviles, inalámbricos, etc. todos los sistemas de comunicación sin cable están basados en la Física Quántica, que es la que estudia los átomos, su energía, sus flujos y desplazamientos, las ondas invisibles y sus frecuencias características.

Y ahí es donde la Medicina, basándonos en la Física Quántica, encuentra un futuro y amplio campo de investigación, al poder medir las Biofrecuencias y determinar etiologías y patologías del paciente, sin necesidad de costosas pruebas de laboratorio, sufrimientos innecesarios, y en ocasiones generar efectos iatrogénicos al enfermo.

HISTORIA

La historia de la humanidad, está jalonada de importantes descubrimientos en el tratamiento de la salud, lo que no quita que en cada época haya habido personas adelantadas a su tiempo, que han intuido y dentro de sus posibilidades utilizado medios, que años mas tarde, la ciencia descubriría y racionalizaría, oficialmente.

Las primeras manifestaciones del equilibrio de frecuencias como medio terapéutico, surgen con la imposición de manos. Durante este contacto o aproximación, las frecuencias del paciente y el sanador, tienden por simpatía a vibrar en la misma longitud de onda, con lo que es posible conseguir una mejoría parcial o total, de los síntomas del paciente.

Condición importante era que el terapeuta estuviera sano del órgano que quería tratar, sino el equilibrio del mismo era imposible. Podía suceder también que el enfermo incurable y en estado grave, desequilibrara el organismo del sanador, por lo cual éste manifestaría cansancio y malestar después de la terapia, que sería además ineficaz.

Lógicamente la imposición de manos, no es una ciencia, por cuanto no se basa en parámetros valorables, no siendo los resultados reproducibles y en buena parte subjetivos.

Una forma de contacto y sanación indirecta se produce durante el masaje, no solo se incide sobre el drenaje linfático y la circulación, sino que también durante la hora en que se recibe la terapia, se produce también un equilibrio de frecuencias. Sabido es que hay masajistas que después del masaje a una persona en particular, quedan agotados, y sin embargo el paciente se encuentra mucho mejor. No se produce como normalmente se cree, una absorción de la energía del masajista, por parte del masajeado; sino un semiequilibrio de la energia del enfermo, que le mejora, y un semidesequilibrio de la energía del masajista, que empeora al terapéuta. Evidentemente éste último se supone sano y en un breve espacio de tiempo se recupera.

En un momento de la historia, surgen personas capaces de ver el aura humana y posteriormente interpretarla, y si bien tampoco es un método científico, los videntes aseguran poder sacar conclusiones en relación a la salud del paciente y poder comprobar el estado inicial de la enfermedad y la evolución del sujeto, en el tiempo, con el tratamiento prescrito, sea éste cual fuere.

Hacia el 1950 el científico Ruso Semión Davidovich Kirlian inventa una máquina que permite fotografiar dicha aura, permitiendo un diagnóstico aproximado a través de la emisión de frecuencias orgánicas, basándose en el color del aura. Es conocida la relación entre las frecuencias y el espectro de color que producen.
El ojo humano solo capta visualmente las frecuencias entre 400 y 725 nanométros aproximadamente, si hubieramos podido “ver” y medir con aparatología las frecuencias del aura, probablemente la Medicina habría seguido otros derroteros.
Aunque el uso de la cámara Kirlian no se ha generalizado, representa un importante hito en la objetivización de la Medicina Quántica.

En los años 60 el médico francés Paul Nogier, publica sus investigaciones en auriculomedicina, y postula, que el cuerpo humano reacciona a la aproximación de diferentes filtros de colores y que determinados tonos (frecuencias) equilibran diferentes sistemas orgánicos.

También hay una reacción corporal, a muchas substancias: alimentos, medicamentos, tóxicos, patógenos, etc. produciendo su contacto, aproximación o ingesta, una alteración vasomotora que se puede detectar a través del pulso.
Lo denomina RAC (reflejo cardioauricular).

Este hecho lo lleva a crear un nuevo sistema de diagnóstico, en el que en base a la reacción del pulso, frente a unos test de absoluta fiabilidad, preparados por Multinacionales Farmacéuticas, le permite determinar de forma fácil, rápida y sin molestias para el paciente, el tipo de anomalía, o patología que le aqueja.

Al disponer de un método de diagnóstico energético, decide crear un método de tratamiento también energético, (en busca de métodos Quánticos, con ondas y sin efectos secundarios).

Como método terapéutico, si bien empieza utilizando luz a través de filtros de color de precisión, de frecuencia conocida, (Wraten-Kodak) acaba incidiendo sobre el paciente, con un láser de baja potencia, que utiliza unas frecuencias básicas, de equilibrio general del organismo, con resultados satisfactorios.

Mediante ésta técnica, el RAC, utilizada como diagnóstico, es posible conocer las frecuencias de tratamiento por comparación. Es decir, si comparamos la energía del paciente con las frecuencias de órganos sanos, la alteración del pulso del paciente, nos indicará, en que órgano está el transtorno.

Si comparamos la energía del paciente con las frecuencias de los patógenos mas comunes del ser humano (vacunas), detectaremos que gérmenes están presentes en el organismo del paciente.

Y si finalmente comparamos las frecuencias anómalas del paciente con las frecuencias de diferentes medicamentos, sabremos, que fármaco anula la frecuencia patológica y por lo tanto mejora la salud del paciente. Este método funciona con todo tipo de medicación convencional y alternativa.

Es decir, toda frecuencia, puede anularse cuando se le superpone una frecuencia igual y de signo contrario.
Por tanto la frecuencia de los medicamentos que anulen la frecuencia patológica del enfermo, tendrá una acción, sintomática o curativa, sobre el paciente.

Si además utilizamos medicamentos quánticos, no tendremos efectos secundarios.

Es cuestión de conocer, las frecuencias de los medicamentos a nuestra disposición.
Conocidas éstas, y si las hay para el patógeno en particular que afecta al paciente, podremos anular la frecuencia, que lo enferma y restaurar la salud de la persona.

MEDICINA QUANTICA – página 4

HOMEOPATIA Y MEDICAMENTOS QUANTICOS

Entre los avanzados a su tiempo, está el médico-investigador SAMUEL HAHNEMANN el cual en el Siglo XVIII ya es capaz, de inventar el EL PRIMER MEDICAMENTO QUÁNTICO.
No debe confundirse, la utilización de medicamentos Quánticos, con la homeopatía.
Aunque admirado por muchos, e ignorado por la mayoría, fue el precursor indiscutible, del medicamento de futuro, es decir la DOSIS INFINITESIMAL (indetectable) CONSERVANDO LA FRECUENCIA DE ACCION DEL MEDICAMENTO ORIGINAL. Al eliminar la dosis ponderal, eliminó los efectos secundarios de la medicación, pero manteniendo la acción terapéutica.

¿En que consiste el invento HAHNEMANN? Básicamente consigue mediante diluciones sucesivas, y dinamizaciones, (agitaciones de la disolución) extraer la frecuencia de un medicamento, impregnarla en un medio inocuo, como es el agua, y a partir de ahí trasladarla a un excipiente seco para evitar su degradación, eliminando el medicamento, pero conservando su energía.

Los detractores del medicamento homeopático, argumentan no sin razón, que en el preparado, no hay substancia medicamentosa presente, que la concentración de moléculas de PRINCIPIO ACTIVO está por debajo del número de Avogadro y que por lo tanto no tiene acción sobre la patología. Que es placebo.

Ciertamente, tienen razón, no hay substancia en las diluciones más elevadas, lo que se consigue en el medicamento homeopático es precisamente eso, eliminar la presencia química en el preparado, dejando únicamente la frecuencia, que es la que se utiliza para curar.

Hahnemann al no conocer el término frecuencia, llamó a la parte activa que actuaba sobre el organismo, “EL GENIO DEL MEDICAMENTO”.

Para aplicar su medicación Hahneman tuvo que diseñar la Homeopatía, un nuevo sistema de diagnóstico para aquel tiempo, (repertorización) y tratamiento (materia médica) que aún siendo importantes y efectivos no tienen nada que ver con la Medicina Quántica.

Posteriormente, basados en los trabajos de Hahnemann, (aunque sus seguidores digan lo contrario) surgen las Flores de Bach, las Sales de Schuessler, la Oligoterapia y una variada gama de Medicamentos Quánticos, es decir, medicamentos sin substancia química, conteniendo solamente la frecuencia del producto en un excipiente inocuo.

Modernamente, se han creado aparatos de laboratorio, consistentes en un lector de Biofrecuencias, (fisiologicas y patológicas) que previamente listadas en un ordenador permite, su reconocimiento y su corrección o anulación si procede, mediante frecuencias de la misma magnitud, pero de signos contrarios.

Por todo lo dicho, el sistema Quántico de diagnóstico y tratamiento, aunque todavía en sus inicios, y actualmente en plena investigación, no dudamos que en un tiempo no muy lejano, será la Medicina mas utilizada, pues será la Medicna de la tecnología del futuro.

Ene 29

Diagnóstico a través del pulso: El Rac

INTRODUCCIÓN

RAC, el sistema de diagnóstico a través del pulso, cuyas siglas significan “Reflejo aurículo cardíaco”, es una técnica descubierta en 1968 por Paul Nogier, y que podríamos encuadrar en el grupo de las técnicas energéticas o de frecuencias.

Está técnica consiste en, a través del pulso del paciente, recoger todo tipo de información acerca de su estado de salud, mediante el test de distintos productos, que preparan un gran número de laboratorios de todo el mundo.

rac1

La información de una pulsación

Partiendo de la base de que cualquier sustancia conocida puede testarse a través del pulso son pocos los límites que nos plantea una técnica como el Rac.

Entre los tipos de remedios homeopáticos podemos encontrar 2 especialmente útiles para su test en el rac. Estos son los nosodes y la organoterapia.

– Nosodes: Son remedios homeopáticos preparados a partir de una patología. Simplificando y haciendo un simil, podríamos decir que actúan como una vacuna. Existen cientos de tipos de nosodes los cuales pueden ser usados para tratar enfermedades concretas, aunque algunos se demuestran más eficaces que otros.

Entre los nosodes más importantes, tenemos Influenzinum (nosode de la gripe), Psorinum (nosode de la sarna), Tuberculinum (nosode de la tuberculosis), Luesinum (nosode de la sífilis), pero existen muchos otros tipos de nosodes que abarcan todas las variedades de hepatitis, los distintos tipos de cánceres, cálculos de vesícula o riñón, asma, el sida y un largo etc.

Todos estos nosodes se pueden testar sobre el paciente y detectar, determinando toda una serie de reacciones sobre su pulso, si estas enfermedades están presentes en el organismo o cuál es su grado de evolución (si están activas, latentes, en retroceso…)

– La Organoterapia: Son remedios homeopáticos que actúan específicamente sobre una zona concreta el organismo. Con ellos, nos sólo podemos tonificar el funcionamiento de un órgano, además se puede acelerar o frenar su actividad para tratar por ejemplo disfunciones de glándulas como la tiroides, insuficiencia hepática o renal, alteraciones del aparato genital, y todas las demas zonas del cuerpo humano.

La organoterapia también puede ser testada, es decir, podemos testar todos los huesos, tejidos, órganos, etc. del organismo, y determinar si hay alguno en deficiencia.

Al margen de nosodes y organoterapia, con el Rac se pueden testar minerales, vitaminas, oligoelementos, y cualquier tipo de medicación (convencional o alternativa), y ver si el paciente tiene alguna carencia al respecto o si necesita determinada medicación.

En el caso de la homeopatía, puede ser especialmente útil, con el fin de dar al paciente la medicación adecuada en cada situación, a la cuál reaccione su pulso, pudiendo fácilmente diferenciar entre varios medicamentos de acción farmacológica similar.

Más ventajas: Diagnóstico precoz, indoloro e individual

El Rac es una técnica completamente indolora, pues basta con la toma del pulso, y puede ser utilzada en pacientes de cualquier edad (incluso en bebes o personas de edad muy avanzada).

Además contempla individualmente al paciente, y se puede ver en cada visita la progresión del mismo en los distintos síntomas de su caso.

Otra gran ventaja, es que permite el diagnóstico precoz, pues detecta disfunciones que estén en desarrollo y que todavía no se hallan manifestado en el paciente a través de síntomas.

Nuestro Centro de Medicina Alternativa CAB, lleva años investigando e impartiendo cursos de formación sobre esta técnica que puede ser aplicada a cualquier tipo de terapia médica.

Conozcamos un poco más acerca de Paul Nogier.

BREVE RESEÑA HISTORICA SOBRE PAUL NOGIER

.- Francia Moderna (1954): Dr. Paul Nogier, un neurólogo de Lyón, Francia, observó pacientes con una cicatriz en la oreja y averiguó, que a ellos se les había practicado una cauterización, como un tratamiento exitoso para los dolores de ciática.

Investigando el asunto, detectó en el pabellón de las orejas muchos puntos que se ponían ‘sensibles’ al presentarse dolores en alguna parte del cuerpo, y que estaban aparentemente ‘conectados’ con estas ‘áreas’ dolorosas. Al estimular estos puntos con agujas de acupuntura, encontró que se podía quitar dolores y mejorar diversas afecciones.
Ordenando los puntos encontrados en forma de un mapa, se fijó que todos los órganos, músculos y esqueleto, cerebro y sistemas del organismo, estaban proyectados sobre los pabellones de las orejas en forma somatotópica, significa ordenados con la forma del cuerpo, y de modo tan preciso, que se proyectaba como un ‘feto invertido’ u ‘homúnculo’.

En 1956 el Dr. Nogier presentó su descubrimiento en un Congreso de Acupuntura en Ginebra. El trabajo fue publicado en un artículo de una revista alemana de acupuntura y llegó así, vía Japón, a China.

– China Moderna (1958): Una delegación de médicos investigadores de acupuntura del Hospital Militar de Nanking, China, viajó a Francia para estudiar con el Dr. Nogier su descubrimiento y verificar sus investigaciones. A través de estudios empíricos con más de 2000 pacientes clínicos, confirmaron la existencia y ubicación de los puntos encontrados en los auriculares por el Dr. Nogier. Desde entonces iniciaron investigaciones profundas de esta nueva acupuntura y desarrollaron la auriculomedicina, que hoy en día es ampliamente practicada en toda China. También hay varios institutos de investigación china intercambiando experiencias con sus pares europeos y norteamericanos.

.- Estados Unidos (1978): La Universidad de California (UCLA) verificó estadísticamente la exactitud de diagnósticos auriculares mediante un estudio de investigación ‘doble-ciego’. Con un nivel estadístico significativo del 75% se comprobó la exactitud de diagnósticos de los dolores músculo-esqueléticos de 40 pacientes. Evaluando en el auricular puntos específicos de mayor sensibilidad y conductividad eléctrica, se identificaron correctamente las áreas del cuerpo con dolores o algunas disfunciones, mientras áreas del cuerpo libres de patologías fueron identificadas en las orejas correctamente como puntos no patológicos.

nogier

El RAC (Reflejo del Pulso del Dr. Nogier)

Este fue descubierto por el Dr. Nogier en el año 1968 y determina que cuando el pulso presenta un mínimo cambio, es debido a reacciones de stress del organismo. Su descubridor lo llamó también “Reflex auriculo-cardiaque“(RAC). Cuando se aplica el RAC, el médico entrenado puede determinar, a través de la prueba con vitaminas, minerales y otras substancias, cómo se produce inmediatamente un efecto RAC y las señales correctas de diagnóstico quedan al descubierto.

El RAC también ayuda a determinar disturbios del organismo, envenenamientos, alergias, escaseces, etc. En definitiva, el RAC no es otra cosa que la respuesta del organismo a una determinada pregunta. El RAC es con seguridad uno de los instrumentos más universales de la medicina pues es aplicable en todos los campos.

Nogier descubrió las siguientes frecuencias:

A-292 Hz: disturbios infecciosos
B-584 Hz: frecuencia nutritiva, estimuladora de la circulación y el metabolismo
C-1168 Hz: enfermedades motoras
D-2336 Hz: Lateralidad y coordinación de las funciones cerebrales, por ejemplo, tratamiento de legastenia, incontinencia, ansiedad
E-4672 Hz: columna vertebral y nervios
F-9344 Hz: enfermedades psicosomáticas, depresión, alteración en el desarrollo en los niños
G-146 Hz: agresión, miedo y excesiva preocupación, origen psicosomático

Una segunda serie de frecuencias fue descubierta por Bahr:

1-599,5 Hz: diagnóstico y terapia de síntomas dermatológicos
2-1199 Hz: diagnóstico y terapia de efectos post; por ejemplo, bloqueos de la columna vertebral o reacciones de algunos órganos
3-2398 Hz: efectos post de carácter psicosomático como depresión, diagnóstico de vitaminas y minerales
4-4796 Hz: diagnóstico de vitaminas y minerales
5-9592 Hz: estímulo intensivo del sistema inmunológico
6-149 Hz: estímulo del lado izquierdo del cuerpo de los pacientes diestros
7-299 Hz: estímulo del lado izquierdo del cuerpo de los pacientes

Estas frecuencias facilitan el diagnóstico, resultan en una terapia mucho más intensiva y desde su descubrimiento representan una gran ventaja de la medicina auricular

VISIÓN CIENTÍFICA

Según parece, la Medicina Tradicional China es la primera ciencia médica que se percató de la importancia de la toma de los pulsos en las muñecas, junto a su trascendental significado, siendo utilizados en el diagnóstico para la aplicación de la acupuntura.

En nuestra era, además de la acupuntura, la fenomenología de los pulsos en las muñecas ha sido ya utilizada por algunos estudiosos del tema, como es el caso del Dr. Paul Nogier, de Lyón (Francia), padre de la Aurículomedicina, en la que se utiliza el pulso radial izquierdo en sus aspectos positivo-negativo. Una señal denominada por el Dr. Nogier “Reflejo Aurículo Cardíaco” (RAC), y que define como “variación de la onda estacionaria a nivel arterial”, utilizándolo como referencial para determinar los parámetros que le son propios en el diagnóstico y el tratamiento de su técnica. Posteriormente, se han desarrollado otras técnicas terapéuticas que han incluido la detección de los pulsos de las muñecas como referencia en la terapia. Éstas utilizan otras formas en el uso de los pulsos, con diferente interpretación y conceptualización, como es el caso de la BCQH, respecto de la MTC o del pulso del Dr. P. Nogier.

Científicamente, existen datos que confirman la presencia de un modelo de información que circula por las paredes arteriales. Algunos científicos españoles, circunscritos al “Consejo Superior de Investigaciones Científicas” (CSIC), una institución dependiente del Gobierno de España, han investigado este fenómeno. Han detectado que “a lo largo de los tejidos de las arterias, circula un modelo de información que se traslada a gran velocidad, manteniendo una cinética muy superior a la del flujo sanguíneo”.

Como describe el Dr. P. Nogier, la congestión arterial se produce por una acumulación energética de un alto contenido bio-informático, significativo del estado del holograma particular de cada individuo. Esta acumulación bio-energética produce un rebosamiento de la capacidad contenedora de la zona donde se produce el fenómeno congestivo en la arteria, provocando una expansión de la misma. Es en las muñecas donde el fenómeno de los pulsos tiene una mayor importancia como bio-información, interpretada como una expresión del holograma particular de cada individuo. Una zona donde se ha confirmado que la manifestación de la bio-información holográmica es más viva y homogénea que en el resto de los pulsos que se hallan en el cuerpo.

Durante su investigación, el Dr. P. Nogier detectó ocho frecuencias iguales en cada oreja, distribuidas en distintas áreas idénticas entre ambas. Siete de estas frecuencias se encuentran en la parte interna de la oreja (el lado que mira hacia fuera, la parte contraria del cráneo; el lado por el cual oímos), y la octava se encuentra ocupando la totalidad de la parte externa, la parte que mira hacia el cráneo. Esta frecuencia precisamente coincide con la frecuencia universal de 1,1Hz., la de la cinética cardíaca.

Sin la posibilidad de detectar las alteraciones congestivas rítmo-cardíacas de la pared arterial, no nos sería posible conocer lo que sucede en el holograma del paciente.

Los pulsos no tan sólo comunican el rítmo cardíaco, sino que además transmiten un peculiar mensaje, a cuyo “idioma”, denominamos “la información del holograma del paciente”. Por un lado notaremos el rítmo cardíaco, al mismo tiempo que percibimos la información bio-cibernética del holograma del individuo, en forma de energía, a través de la yema del dedo pulgar. En este mensaje binario se basa el Rac para llevar a término su labor de diagnosis.

Ene 29

El drenaje de hígado y riñón

jose maria cardesin

Autor: José María Cardesín de Ascó

El hígado y el riñón, dos importantes filtros sanguíneos de nuestro organismo, pueden producir muchos síntomas y patologías si enferman.

El Hígado

El hígado está considerado el gran depurador del organismo y se sabe que realiza más de quinientas funciones distintas. Es fácil entonces entender por qué si se encuentra en deficiencia puede producirnos muchos problemas de salud.

Al hígado llega un litro y medio de sangre por minuto y entre otros procesos realiza los siguientes:

– Proceso y transofrmación de las sustancias nutritivas
– Neutralización de las toxinas procedentes del intestino
– Producir bilis encargada de facilitar la digestión
– Participa en la metabolización de carbohidratos, proteínas, lípidos minerales y vitaminas
– Almacena glucógeno

La alimentación y el hígado

Una alimentación moderada puede ayudar a mantener nuestro hígado en forma. No obstante la alimentación, como siempre, juega un papel muy importante a la hora de beneficiar o dañar a este órgano. Mientras que una alimentación rica en fruta y hortalizas favorecen la función desintoxicadora del hígado, una dieta rica en grasas y alcohol, lo dañará. Veamos un listado de alimentos que benefician y dañan al hígado.

Alimentos beneficiosos para el hígado: Los cereales, la fruta (en especial el níspero, uva, manzana, cerezas), la verdura en general, cebolla, miel, olivas, aceite, rábano, alcachofa y endivias.

Alimentos perjudiciales para el hígado: El alcohol, las grasas, la proteína, la sal, los embutidos, el marisco, los fritos, los picantes, la mantequilla, los quesos curados, los lácteos y los azúcares.

Qué enfermedades o síntomas nos puede producir un hígado en deficiencia?

Principalmente el hígado está relacionado con el sistema digestivo, pero contemplando el cuerpo como una unidad, interrelacionando todas sus funciones, veremos que el hígado afecta a muchas partes del organismo.

A nivel digestivo, el hígado en deficiencia puede producirnos unas digestiones lentas o difíciles, además de nauseas, vómitos y mareo.

Dada su relación con el sistema circulatorio como filtro sanguíneo, una insuficiencia hepática puede ser causa de todo tipo de dolores de cabeza (cefaleas, especialmente si son en sienes o supraorbitales), taquicardias, ahogos, incluso en problemas de falta de concentración, memoria e incluso depresión.

El hígado está también relacionado con la musculatura, de hecho esta se nutre de la reserva de glucógeno que almacena el hígado. Cuando nuestro hígado enferma, puede presentarse flojera muscular, astenia, fatiga crónica, dolores musculares erráticos, etc. Por ello hemos conseguido mejorar síntomas de la fibromialgia con depuraciones hepáticas.

El hígado influye en el estado de los vasos sanguíneos. Un hígado en deficiencia facilitará la fragilidad de los capilares sanguíneos, aparición de extravasaciones sanguíneas, edemas, petequias, epistaxis, hemoptisis y hematemesis (escupir y vomitar sangre respectivamente).

El hígado es importante a nivel inmunológico. Un hígado sano, nos hace más resistentes a infecciones externas, virus, etc.

También influye en el psiquismo, ya que una persona con un hígado enfermo presenta un carácter más colérico, está relacionado con el sentido de la vista, con determinados tipos de insomnio, con enfermedades alérgicas y asmáticas y con una interminable lista de síntomas.

El Riñón

En sangre encontramos oxigeno, nutrientes, pero también toxinas que deben ser eliminadas. Estas proceden de la actividad metabólica (cuando los alimentos son transformados en nutrientes por el organismo generan una serie de sustancias tóxicas), de los contaminantes externos que acompañan a los alimentos y de los medicamentos o sustancias químicas ajenas al organismo que ingerimos. El riñón es el encargado de filtrar (metabolizar y excretar) todas estas sustancias tóxicas o extrañas al organismo que circulan por la sangre, regulando además el volumen y composición del líquido corporal.

La alimentación y el riñón

El agua, la fruta y las hortalizas, son los alimentos que más favorecen a la función depuradora de los riñones, mientras que el exceso de proteína de origen animal, genera muchas sustancias de desecho que sobrecargan la función de los riñones. Veamos un listado de alimentos que benefician y dañan al riñón.

Alimentos beneficiosos para el riñón: Alcachofa, apio, berenjena, coliflor, espárragos, manzana, uva, melón, melocotón, pera y sandía.

Alimentos perjudiciales para el riñón: La sal, la proteína, lácteos, alcohol, espinacas, acelgas, café y chocolate.

La sal es uno de los alimentos que más dañan al riñón, ya que aumenta la concentración de calcio en la orina, lo que favorece la aparición de cálculos renales. Por eso, para el riñón se recomienda tomar agua de baja mineralización, baja en sodio.

Qué enfermedades o síntomas nos puede producir un riñón en deficiencia?

Una de las principales y más temidas enfermedades renales, es la formación de cálculos. Sin llegar a tener cálculos podemos tener sedimentos (arenillas) que den forma a un cuadro de síntomas molestos, que pueden ir desde dolores de espalda (especialmente lumbares), frecuentes infecciones de orina a dolores ciáticos.

Un riñón dañado también puede producir hipertensión, con todos los riesgos que ello conlleva para nuestra salud.

También puede producir, a nivel circulatorio, cefaleas (dolores de cabeza) especialmente de tipo occipital o en casco.

Según la medicina tradicional china en el riñón se concentra la energía ancestral, que es la energía que disponemos desde el momento de la concepción, se consume a medida que envejecemos y cuando se agota nos produce la muerte, hecho que hace que sea interesante cuidar de la salud de nuestros riñones.

El sentimiento relacionado con el riñón es el miedo. Una persona que padezca una insuficiencia renal, puede padecer un miedo irracional, sin motivo aparente, al mismo tiempo que una persona que viva una situación de miedo durante un tiempo prolongado puede perjudicar a sus riñones.

Entre otros datos de interés, el tejido asociado a riñón son los huesos, el clima que más le afecta el frío y el sentido que se ve afectado por insuficiencia renal el oído.

El Drenaje

Muchos profesionales de la salud comienzan sus tratamientos haciendo un drenaje, una depuración, ya que con ello, en muchas ocasiones se consiguen resultados positivos sobre la salud del paciente e incluso algunos de sus síntomas remiten.

Existen muchas formas y preparados para hacer drenajes depurativos de hígado y riñón. Muchos de estos productos para hacer drenajes provienen de la naturaleza y són, por tanto, totalmente naturales sin añadidos químicos ni manipulación alguna.

Aquí exponemos una opción viable, pero existen muchas más.

El drenaje hepato-renal consta de 2 partes, una fitoterápica y otra homeopática:

Para el drenaje de hígado, nosotros utilizamos un producto fitoterápico, compuesto de rábano negro y alcachofa. Existen muchos productos de este tipo, lo mejor es consultar en farmacias o tiendas de dietética.
Lo solemos administrar entre 2 y 4 semanas a razón de una ampolla antes de las comidas principales, es decir, 3 al día (antes del desayuno, comida y cena).

Por otro lado tenemos los remedios homeopáticos:

Calcarea Carbonica 30 Ch, el ion presente en todos los cálculos es el calcio, por eso este remedio ayuda a deshacerlos y expulsarlos. Además el remedio tiene una función tonificadora sobre el sistema hepato-renal.

Lycopodium Clavatum 30 Ch, de prescripción sistemática en litiasis renales, actua sobre el metabolismo úrico, además Lycopodium es un gran remedio hepato-renal.

Berberis Vulgaris 9 Ch, administrado a diluciones bajas, tiene una importante acción sobre el metabolismo úrico. Indicado además en el reumatismo gotoso y para los dolores lumbares o producidos por un cólico.

Estos tres productos homeopáticos se administran, tomando 3 gránulos de cada uno al día (dejando de un producto a otro un mínimo de 20 minutos).
Sería interesante realizar un par de tubos de cada producto, lo que daría un tratamiento para mes y medio o dos meses aproximadamente. Es importante mientras se hace el tratamiento aumentar la ingesta de agua, entre 2 y 3 litros diarios.

Ene 29

La Infertilidad

Causas poco conocidas pero tratables

INTRODUCCIÓN

La infertilidad viene motivada por diversas causas, y cualquiera de ellas por si sola es capaz de complicar e incluso impedir el embarazo. Antes de someterse a tratamientos, generalmente invasivos, largos y costosos, convendría conocer algunas de las principales causas que pueden provocar la infertilidad, por si ésta tuviera una solución más natural, fácil y rápida.

Cuando el organismo presenta alguna alteración, como las que explicaremos a continuación, puede no sentirse suficientemente preparado para la gestación y por eso no se logra el embarazo.

Algunas causas de infertilidad

– Una de las primeras causas, y no poco importante, es la presencia de una anemia crónica. Muchas anemias no se detectan en análisis, porque si la pérdida de sangre es pequeña y cotidiana, el cuerpo la puede reponer diariamente, con lo que no se reflejaría de una forma clara en las analíticas, que estarían dentro del límite inferior de los valores aceptados como normales.

A que son debido este tipo de anemias crónicas?
Menstruaciones abundantes, sangrados digestivos, alimentación deficitaria, estrés prologando (que puede derivar en sangrado gástrico), alteraciones del bazo o hemopatias entre muchas otras.

Es interesante conocer los síntomas de una anemia crónica de este tipo, como puedan ser:
Mareos alternados con cefaleas laterales, cansancio, estados depresivos, tristeza, heces que dejan manchas oscuras en la taza del baño, disnea de esfuerzo (ahogo al subir escaleras, caminar rápido o correr), tensión baja, subidas bruscas de tensión, y deseo intenso de chocolate, de carnes si no gusta el dulce o simplemente ansiedad de comer, disminución o ausencia de reglas, etc.


– Una segunda causa son algunas enfermedades venéreas, gonorrea, sífilis etc. padecidas por un antepasado, pueden dificultar la concepción, ya que dejan un tara genética que provoca debilidad relacionada con el apartado reproductor.

Pondremos un ejemplo: la tuberculosis pulmonar, los descendientes de los pacientes que han pasado una tuberculosis, se denominan en medicina heredo-tuberculosos, y aunque no padezcan dicha patología, si tendrán mucha más facilidad para enfermar del sistema respiratorio y serán más propensos a infecciones como bronquitis, neumonías, gripes, resfriados, alergias, etc.

Pues bien las enfermedades venéreas, pueden dificultar la concepción e incluso impedirla produciendo azoospermia en el varón e infertilidad en la mujer.

Lo ideal es regular dicha herencia, consiguiendo una mejora de la función del aparato reproductor.


La presencia de virus activos en el cuerpo de algún miembro de la pareja, que además, casi todos ellos son de transmisión sexual, también pueden complicar el embarazo dependiendo del virus, del tipo y de su estado de latencia.

Con terapias naturales es posible anular la actividad de algunos virus.


– Reglas dolorosas. El dolor menstrual es sinónimo de contracciones uterinas muy fuertes, capaces de hacer bajar la menstruación, aún en el caso de existir un embarazo. Conviene por tanto, disminuir la intensidad de los espasmos del útero, con algún antiespasmódico y no con calmantes, que lo único que conseguirán es aliviar el dolor, pero no la intensidad de las contracciones. Este hecho es más común de lo que se piensa. Muchos embarazos, se pierden con la regla durante las ocho primeras semanas de gestación. Existen formas de regular y compensar la función del útero para que sea más fácil lograr un embarazo.


Las alteraciones hormonales, también pueden suponer un problema. El estrés y el ritmo de vida pueden alterarnos de forma que nuestra fertilidad disminuya por causas hormonales. Sin embargo todas estas alteraciones se pueden corregir con un correcta regulación.


Estás son algunas de las causas que, de forma solapada en muchos casos, pueden influir negativamente a la hora de buscar un embarazo. Es interesante por tanto hacerse un chequeo para reforzar aquellos puntos que tengamos debilitados y las terapias complementarias son una gran opción para ayudar de una forma natural, sencilla y cómoda.

Ene 29

La Anemia

cardesin

Autor: José María Cardesín Cegarra

Existen diversas clases de anemia, la mas común, la Ferropénica, es una falta de hierro en sangre, y entre las causas de ésta anemia, que pueden ser diversas, está la mas habitual, que es la disminución de la cantidad de sangre en nuestro organismo, (hipovolemia) por una pérdida de parte de la misma, por una hemorrágia interna no detectada.

La Anemia no es una enfermedad, si no una alteración, que debe diagnosticar y corregir un facultativo, pero ya que no siempre se refleja en los análisis de sangre, es conveniente conocer los síntomas de la Anemia, para evitar ir corriendo de especialista en especialista sin que nadie nos resuelva el tema.

La causa principal de la anemia ferropénica, son las situaciones de stress, que hacen aumentar la presión sanguínea, y que nuestro cuerpo, para proteger órganos nobles como son el cerebro, corazón etc. ha previsto una serie de fusibles orgánicos (venillas de las mucosas) que al aumento de la presión sanguínea, se rompen antes que los vasos principales de los órganos importantes. Así podemos tener epistaxis (sangre por la nariz), hemorroides sangrantes, o la mas normal, una pequeña hemorragia digestiva.

Cuando la sangre fluye por la nariz es evidente, y se toman los medios adecuados para solucionar el problema. Menos importancia le damos a un poco de sangre roja en las heces, señal de hemorroides. Un aumento de sangre procedente de la matriz, tampoco generará mucha alarma, pero si el sangrado es gástrico, no lo veremos, por lo que pasará totalmente desapercibido para la mayoría de las personas.

Un sangrado poco importante aunque continuo, nos dará una anemia suave que no saldrá en los análisis, si nuestro cuerpo es capaz de fabricar, diariamente, la cantidad de sangre que hemos perdido. Pero el organismo, sí que acusará el esfuerzo de fabricar cada día la sangre perdida. Dado que la sangre se fabrica en la medula ósea, el consumo del Calcio aumentará y finalmente podremos tener Osteoporosis, con el consiguiente dolor de caderas y huesos en general.

Una forma fácil de detectar la presencia de sangre en las heces es la variación del color de las mismas, el color natural marrón claro, se convierte en marrón oscuro.

Otra forma fácil de detección, es la presencia de ansiedad por comer (el cuerpo nos pide mas alimentación de lo normal, para el desgaste adicional de tener que compensar, la falta de pequeñas cantidades de sangre diariamente) y asimismo nos pide carnes rojas, frutas rojas, y CHOCOLATE que contienen hierro y cobre, metales precisos para la fabricación de sangre. Si el sangrado persiste en el tiempo, siendo a menudo indetectable, la ansiedad nos puede llevar a la Obesidad.

anemia2

Tomando hierro se atenúan sus efectos, pero hay que eliminar la causa, origen de la misma. En caso de tomar hierro, debe ser siempre orgánico, que es el que asimila el organismo. El inorgánico se puede acumular a nivel celular y a la larga producir tumores.

Cuando hay deficiencia de sangre a nivel cerebral, parte mas alta del cuerpo, aparecen los mareos, y cuando el organismo, al detectar la falta de riego, envía la sangre a presión, para irrigar convenientemente nuestro cerebro, se produce la cefalea o migraña según la intensidad del caso.

Paralelamente, la falta de riego en la parte alta se traduce en la pérdida de cabello que se seca y cae.

A nivel cardiaco, el corazón es una bomba de trasiego de líquidos, cuando estos disminuyen, la bomba se acelera, con lo que aparecen las taquicardias, palpitaciones y en ocasiones, podemos llegar a las arritmias.

A nivel Respiratorio una disminución en el caudal sanguíneo nos producirá una disnea de esfuerzo, puesto que al no llegar suficiente sangre para oxigenar nuestras células, la alarma del pulmón se presenta como un ahogo al hacer ejercicio extra.

En ginecología, al no haber suficiente sangre, puede disminuir y aún desaparecer la regla (amenorrea secundaria), problema que se resolverá en cuanto se solucione la anemia.

Los síntomas relacionados a continuación, no tienen porque estar todos presentes, y mucha gente los achaca a situaciones, o causas que no tienen nada que ver con el estado anémico, por lo que al no relacionarla y no salir en muchos análisis, es fácil acabar desorientado sobre la afección que nos preocupa. La presencia de varios de los siguientes síntomas o de todos, nos avisará de una alteración fácil de resolver y que si sabemos detectarla a tiempo, nos evitará muchas molestias.

CANSANCIO, TENSION BAJA

PALPITACIONES-TAQUICARDIAS-ARRITMIAS

MAREOS – CEFALEAS

DISNEA DE ESFUERZO (Falta la respiración cuando hacemos esfuerzos)

DESANIMO Y ESTADOS DEPRESIVOS

HECES DE COLOR MARRON OSCURO

ANSIEDAD, DESEO DE CHOCOLATE, CARNE ROJA O FRUTAS ROJAS

CAIDA DE CABELLO Y UÑAS FRAGILES

CASI SIEMPRE HAY SINTOMAS DE ALTERACIONES DIGESTIVAS

REGLAS ESCASAS O AUSENTES

DOLOR DE CADERAS (OSTEOPOROSIS)

Ene 29

La Terapia del Ayuno

jose maria cardesin

Autor: José María Cardesín de Ascó

INTRODUCCIÓN

Nunca hemos comido tanto, y nunca hemos estado tan desnutridos.

Nuestro organismo es un centro de proceso y neutralización de todas las toxinas que le hacemos llegar, desde que comemos algo hasta que lo excretamos, los alimentos son disueltos, descompuestos, filtrados en diversos órganos (hígado, bazo, riñones), y finalmente asimilado lo necesario y eliminado el resto.

Pero por desgracia, en la sociedad occidental, comemos más de lo que necesitamos y el porcentaje de obesidad en paises desarrollados es cada vez más alto. Comemos por ansiedad, comemos por aburrimiento, comemos por “hacer algo”, comemos por gula, comemos por los ojos, y lo que es peor, comemos mal y productos que no son saludables.

Todo lo que consumimos está alterado

La carne lleva hormonas, la fruta y la verdura pesticidas o productos químicos, los cereales en muchos casos son transgénicos igual que algunas verduras y legumbres, otros muchos productos vienen con azucar refinada añadida y además encontraremos colorantes, aromas, conservantes, estabilizantes y un largo etcétera de añadidos que, en definitiva, perjudican nuestra salud.

Nuestro cuerpo no puede soportar el ritmo con el que ingerimos estos alimentos alterados.
De todo lo ingerido sólo aprovechamos una pequeña parte, otra parte se elimina, y el resto ensucia nuestro organismo. Y es entonces cuando éste comienza a dar sus primeras señales de alarma. Aparece la obesidad, el colesterol, el azucar, aumentan los trigliceridos, los problemas circulatorios en general, de estreñimiento y con el tiempo acabaran apareciendo enfermedades más graves, como problemas cardíacos (infartos), embolias, cáncer, etc. La Medicina China nos explica que el exceso de materia en el organismo, se condensa en tumores, cánceres, verrugas, miomas, fibromas…

Y entonces, si prácticamente todo lo que comemos esta alterado, que podemos hacer eliminar esas toxinas y estar más sanos?

Es interesante evitar o reducir el consumo de los alimentos que sepamos son los más dañinos (grasa de origen animal, alcohol, dulces…) e intentar consumir alimentos más saludables, aumentar el consumo de frutas y verduras, y si son ecológicos, todavía mejor.

Pero por otro lado tenemos el ayuno, una técnica que nos puede dar más años de vida y sobre todo de salud. Son muchos los estudios que demuestran que el consumo de menos comida, aumenta los años de vida de cualquier ser vivo. Por qué?

Comer menos, vivir más

Un mala alimentación nos ensucia, nos deja restos, depósitos, toxinas, podríamos hasta decir que “nos gasta” y hace trabajar y consume nuestros órganos, los degenera, y en definitiva, nos aumenta la posibilidad de padecer diversas enfermedades y nos acorta la vida.

Hacer un ayuno nos ayudaría a lo contrario, a limpiar nuestro organismo.

Porque si a nuestro organismo, no le damos de comer, va a comenzar a nutrirse con todo lo que hay en nuestro cuerpo que “sobra”, lo que es célula ajena a él mismo. Durante un ayuno nuestro cuerpo se alimentará de esas células grasas que nos engordan, ese ateroma (grasa) que se ha fijado en nuestras arterias (que con el tiempo nos producirá una embolia), incluso se alimentará de células mutadas que son las causantes de la aparición de algunos tipos de cáncer.

Pasar hambre no es malo

Hay mucha gente que cuando le indican una dieta a seguir o un regimen, se espantan y lo rechazan. Creen que si no comen toda la cantidad de alimentos a los que están acostumbrados van a morir entre horribles dolores. Se sienten flojos, se marean, no pueden hacer los quehaceres cotidianos.

Estas reacciones de nuestro cuerpo son normales. El hambre es elástico, y uno puede acostumbrar a su cuerpo a comer más o menos. Quien manda es la mente del individuo, no el cuerpo, y aunque este pida comida, si la mente no se lo quiere dar, debería prevalecer el deseo de esta última y acostumbrar al organismo.

Mucha gente, sin embargo sufre “el mono” de la comida (similar al mono por una droga), y son incapaces de seguir regimen, dieta o restricción alimentaria que se les haya impuesto.

Esas señales que da el cuerpo al no comer, la flojera, el mareo, etc. es la forma que tiene nuestro cuerpo de comunicarse con nosotros y pedirnos comida, pero al rato, en unos minutos, esos síntomas desaparecen (y volverán aparecer más tarde, en intérvalos regulares). Esas sensaciones son normales, y en ningún momento indican que vayamos a sucumbir por inanición.

Por desgracia, todavía hay mucha gente que cree que estar bien alimentado, comiendo en exceso, equivale a estar más fuerte, más sano, cuando es justamente al contrario.

Por tanto hay que tener varias cosas claras:

1- Que pasar hambre no es malo ni nos hace daño, al contrario, es curativo.
2- Que el hambre es elástico, y podemos acostumbrar a nuestro cuerpo a comer menos.
3- Que nuestra mente debe mandar sobre nuestro cuerpo, y que por mucho que este nos pida comida mediante síntomas, podemos obligarlo a no comer.

Cómo se hace un ayuno?

Hay muchos tipos de ayunos, y varian en función de la duración.
El básico, es el más sencillo de realizar y consiste en hacer un ayuno con un mínimo de 4 días y un máximo de 7. Un ayuno más avanzando, sería entre 7 y 15 días, y el más largo ronda los 40 días, aunque éste último es aconsejable hacerlo sólo bajo supervisión médica y en casos muy concretos.

– El ayuno básico (de 4 a 7 días)

Podemos empezar por este ayuno “sencillo”, que lo busca es enfrentarse a la sensación de tener hambre y vencerla. Durante los primeros días (dependiendo de cada uno), el organismo se va alimentar de los glúcidos que tenemos almacenados en el hígado, por lo que, por lo general, hasta el segundo o tercer día, no comienza el proceso de limpieza del organismo a nivel general.

Es importante beber mucho líquido, para hidratar el intestino y mantener en condiciones optimas, tanto las mucosas como los demás procesos del organismo. Recordemos que el ayuno es de solidos, no de líquidos, y agua tenemos que intentar ingerir, como mínimo, entre 2 y 3 litros diarios.

Los primeros síntomas que aparecen son hambre, fatiga, cansancio, mareo, todos ellos normales, generados por el hígado. Son buena señal, nuestro cuerpo se está limpiando. Estos síntomas duran unos minutos, y desaparecen, e irán apareciendo en intérvalos regulares, hasta que poco a poco vayan desapareciendo, pues el organismo se estabiliza y ya no nos pide comida. El organismo entra en un estado de equilibrio durante el cual se nutre de toda célula almacenada y extraña a nuestro cuerpo.

Aunque podemos hacer vida normal, es conveniente no hacer esfuerzos prolongados que nos puedan afectar. De todas formas, en muchos casos el ayuno y la desintoxicación del organismo produce un efecto en el cual se encuentra en un estado energético importante y con mucha actividad y ganas de hacer cosas.

Como excepción, podemos tomar alguna infusión puntual a lo largo de la semana. En otros casos se recomiendan lavativas para hidratar el colón.

El primer día que salimos del ayuno, lo ideal es comenzar con zumos naturales y alimentos ligeros, como una sopa. El siguente día ya podemos comer algo más salido, fruta, alguna ensalada, o similar. Y a partir de ahí comer cada día un poco más hasta recuperar la normalidad.

Resumiendo

La mayoría de la gente esta sobrealimentada, y tenemos en nuestro organismo restos de toxinas acumulados que provienen de la alimentación y el metabolismo.
Una manera eficaz de eliminar todas esos depositos es a través de un ayuno.
Todos deberíamos hacer un ayuno, al menos una vez al año. El ayuno nos proporciona, la limpieza de nuestro organismo, salud y más años de vida.

Bibliografía consultada, “La curación por el ayuno” de Alexis Suvorin

Ene 29

Alimentación y el cáncer

La Carne:
Numerosas investigaciones científicas, tanto de tipo estadístico como experimental, han puesto de manifiesto que el consumo de carne es un importante factor de riesgo para la mayor parte de los tipos de cáncer (de cerebro, de pulmón, de estómago, de riñón, de vejiga urinaria, de útero, de ovario y de próstata, entre otros).

Resultan particularmente favorecedoras del cáncer:

– Las llamadas carnes rojas (de vacuno, de cordedro y de cerdo)
– La carne muy hecha o asada en la barbacoa
– La carne frita
– La carne salada y/o curada, como el jamón, el bacon y los embutidos.

En la carne existen una o varias de las siguientes sustancias capaces de actuar como inductores del cáncer:

– La grasa animal, cuyo consumo se asocia con varios tipos de cáncer.
– Las nitrosaminas que se forman en las carnes curadas y embutidos.
– Las aminas heterocñiclicas y los hidrocarbonos aromáticos, como el benzopireno, que se forman en la carne muy hecha (asada o frita).

– Las hormonas utilizadas para el engorde del ganado, cuando se hallan presentes en la carne en cantidades elevadas.

Estudios:

Un estudio muy amplio realizado por la Universidad de Harvard (EE.UU.), con 88.751 mujeres, mostró que un elevado consumo de grasa animal duplica el riesgo de padecer cáncer de colon. Las carnes grasas de vacuno, cordero y cerdo aumentan mucho más el riesgo que la del pollo sin piel o el pescado.

Una investigación realizada en Los Ángeles (California, EE.UU.) puso de manifiesto que quienes comen carne bien hecha más de una vez por semana, presentan más del doble de casos de adenomas de colon, en relación a los que consumen carne poco hecha, una vez a la semana o menos. El adenoma de colon es un tumor benigno que frecuentemente degenera en cáncer.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, mostró que una ingesta elevada de carne roja está directamente relacionada con un aumento en el riesgo de padecer cáncer de estómago o de esófago. Pero el riesgo es todavía mayor para quienes la toman asada a la brasa y bien hecha.

El pescado:
Las pruebas estadísticas y experimentales de que el consumo de pescado pueda favorecer el cáncer son menos numerosas e importantes que las de la carne. Sin embargo, se ha encontrado relación entre el consumo habitual de pescado (especialmente salado o curado) y los cánceres de laringe, nasofaringe, endometrio y páncreas.

Dos factores al menos, pueden explicar la relación entre el pescado y el cáncer:

– La contaminación química de las aguas con sustancias cancerígenas, la cual afecta a los peces.
– El curado y el salado del pescado, procesos en los que se forman nitrosaminas cancerígenas.

La contaminación química del mar, lagos y ríos, que causa diversos tumores en los peces, podría también ejercer efectos cancerígenos en los consumidores de pescado. Las salazones y las salsas de pescado, típicas de China y del sudeste asiático, contienen nitrosaminas de acción cancerígena sobre la faringe y el estómago.

La Leche:
El consumo habitual de leche de vaca por parte de los adultos, se ha relacionado estadísticamente con la aparición de diversos tipos de cáncer.

El consumo habitual de leche, especialmente si es completa (no desnatada), se asocia, según diversas investigaciónes, con la aparición de algunos tipos de cáncer (de mama, pulmón, colon, ovario, próstata y vejiga urinaria).
Una de las posibles explicaciones para ello es que la leche pueda transmitir el virus de la leucemia bovina, que es cancerígeno.

Estudios:

En un amplio estudio realizado en la Universidad de Bergen (Noruega) durante once años y medio, se observó que quienes consumen dos o más vasos de leche de vaca al día, presentan un mayor riesgo de padecer cáncer de los órganos linfáticos.

En un estudio realizado en el Instituto Roswell Park de Buffalo (Nueva York, EE.UU.), se comprobó que las mujeres que beben más de un vaso de leche entera de vaca al día, tienen un riesgo tres veces mayor de padecer cáncer de ovario que las que no la toman nunca.

En el Instituto de investigación Mario Negri de Milán (Italia), se ha llegado a la conclusión de que el consumo habitual de leche entera o descremada, aumenta el riesgo de padecer cáncer de próstata. Los hombres que toman de uno a dos vasos diarios, tienen un 20% más de riesgo que los varones que no la beben o lo hacen esporádicamente. Los que beben dos o más vasos diarios, el riesgo de multiplica por cinco.

Los Huevos:
Existe confirmación estadística de que un consumo importante de huevos (en general, más de tres por semana) se relaciona con los cánceres de mama, estómago, pulmón, páncreas, colon, endometrio y ovario.

Se han dado varias posibles explicaciones para la asociación entre consumo de huevos y cáncer:

– Colesterol: Su elevado contenido en los huevos, puede actuar como promotor del cáncer.
– Grasa saturada: Es la predominante en los huevos, lo cual constituye un factor favorecedor del cáncer.
– Virus: Las gallinas están muy amenudo contaminadas por virus de tipo leucémico, que podrían pasar a los huevos y ser causa de diversos cánceres. Aunque está hipótesis no ha sido demostrada, es prudente consumir los huevos bien cocinados (hervidos).

Productos refinados:
Cuando el pan blanco, la bollería y los productos de repostería refinados desplazan a los cereales integrales de la dieta, se favorecen diversos tipos de cáncer. Al menos estas tres características de su composición, explican su asociación con el cáncer:

– Falta de fibra
– Gran contenido en azúcar

– Ácidos grasos trans: Son un tipo especial de ácidos grasos que se encuentran habitualmente en la bollería industrial refinada y en los productos de repostería. Los fritos y las margarinas también los contienen. Además de elevar el nivel de colesterol y de favorecer la arteriosclerosis y el infarto, los ácidos grasos trans se relacionan con el cáncer de mama y con el de endometrio.

Azúcar:
El consumo abundante de azúcar blanco (sacarosa) se relaciona, en diversos estudios epidemiológicos, con los siguientes tipos de cáncer (cáncer de colon, de estómago y de cuello uterino).

No existen tantos datos acerca del azúcar moreno o del azúcar de arce, aunque cabe esperar que no resulten tan inconvenientes debido a que contienen una cierta cantidad de minerales y de vitaminas de las que carece el azúcar blanco.

Bebidas alcohólicas:
Todas ellas son favorecedoras del cáncer, incluso aquellas a las que se atribuyen propiedades medicinales, como el vino o la cerveza. Y no solo inducen el cáncer cuando se ingieren en dosis elevadas, sino también cuando se hace un consumo moderado de ellas. Una sola copa de vino al día aumenta en un 250% el riesgo de padecer cáncer de mama en las mujeres.
Está demostrada la relación entre el consumo de bebidas alcohólicas en general y los cánceres de boca, laringe, esófago, mama, pulmón, hígado, páncreas, colon y vejiga urinaria.

Café:
Su consumo se relaciona con el cáncer de vejiga urinaria y con la mastopatía fibroquística o enfermedad fribroquística de la mama, que puede ser precancerosa. Este efecto del café no se debe a la cafeína, sino a algunos componentes de la esencia del café. Por eso el consumo de café descafeinado también aumenta el riesgo de padecer cáncer de vejiga urinaria.

Especias:
Una alimentación rica en especias picantes puede ser un factor de riesgo para ciertos tipos de cáncer, como el de boca y el de esófago.

Fuente: Enciclopedia de los alimentos y su poder curativo (tratado de bromatología y dietoterapia)

 

Ene 29

Como puede afectar la gasolina a nuestra salud

El benceno está clasificado como carcinógeno de primera categoría: “sustancia que por inhalación, ingestión o penetración cutánea, se sabe (a partir de datos epidemiológicos), es carcinógena para el hombre”.

Por ello, lleva asociada la frase de riesgo R 45, puede causar cáncer.

En los casos descritos se produce una afectación del sistema nervioso central, en forma de excitación, para pasar rápidamente a una fase de depresión, con cefalea, fatiga, parestesia en las manos y los pies, vértigos y dificultad para la articulación de las palabras.

Ene 29

Informes sobre radicación microondas

Valoración del riesgo Sanitario por radiación de Microondas

Es necesario informar de forma comprensible al Usuario sobre la potencia de microondas que emite su seductor teléfono móvil. Los padres deberían tener opiniones informadas para valorar el riesgo sanitario, antes de comprar un emisor de microondas, de atrevidos colores, a sus hijos.
¿Perjudica la salud de los padres?. ¿Y las mujeres embarazadas?. ¿Es un Juguete de niños?.
Las Autoridades deben tener información real, práctica y comprensible, para valorar el potencial de daño y controlar las radiaciones de microondas, emitidas en proximidad de Estaciones Base.

¿Existen estudios sanitarios?. Hace más de 25 años los investigadores rusos afirmaron que la radiación de microondas altera la permeabilidad cerebral: la glucosa de la sangre y las proteínas penetran en el cerebro. Según los investigadores rusos la alteración de la salud por radiación de microondas es irreversible si se emite durante años y se manifiesta a largo-plazo.

Dr. William Steward. Informe Grupo Expertos. U.K. (Mayo 2000). Hay dos medios directos por los que la salud puede ser afectada por exposición a radiaciones electromagnéticas RF. Estos son por efecto térmico (calentamiento) causado principalmente al sujetar el teléfono móvil junto al cuerpo, y como resultado de posibles efectos no-térmicos por los teléfonos y las estaciones base (1.4)

Año 1996. Propuestas y programa de investigación: Grupo de Expertos, Comisión Europea.

Efectos térmicos. Existe actualmente un consenso general para los científicos de la comunidad y los niveles de cualidad de que el parámetro más significativo, en cuanto a los efectos relevantes de la exposición a los campos electromagnéticos, es la tasa de absorción específica (specific energy absortion rate: SAR) en el tejido, una cantidad adecuadamente promediada en tiempo y espacio y expresada en vatios por kilogramo (W/Kg).

Efectos no-térmicos. Un gran número de efectos biológicos han sido informados en cultivos celulares y en animales, con frecuencia como respuesta a campos de bajo-nivel relativo, que no están bien establecidos pero que pueden tener implicaciones sanitarias y son, por lo tanto, tema de la investigación en-curso.

No es científicamente posible garantizar que bajos niveles de radiación de microondas que no causan efectos nocivos para exposiciones relativamente cortas no causarán efectos adversos a largo-plazo.

Frecuencias básicas de repetición. La frecuencia básica de repetición es 217 Hz para los sistemas GSM y DCS 1800 y 100 Hz para DECT; sin embargo, el espectro también contiene un número más alto de armónicos debido al estrecho pulso, también hay frecuencias en la región de kiloherzios. Debido a la complejidad de estos sistemas de comunicación, también hay componentes de 2 y 8 Hz en la señal, aparte de los múltiplos de 100 y 217 Hz. 


RADIO FRECUENCIAS Y MICROONDAS

La exposición a microondas con débiles densidades de potencia parece provocar trastornos neurasténicos en el hombre, con padecimientos subjetivos como cefalea, fatiga, debilidad, mareos, malhumor, confusión e insomnio.

Algunos científicos han reportado efectos debido al uso de teléfonos móviles que incluyen cambios en la actividad normal del cerebro, en el tiempo de reacción y en los patrones de sueño.

En estudios epidemiológicos sobre población, pudieron verificarse casos de cataratas con exposiciones a densidades de radiación sobre los 100 mW/cm2. Alteraciones del patrón menstrual, desproporción de recién nacidos de uno y otro sexo, defectos congénitos y reducción de la lactancia se vincularon a la exposición ocupacional de mujeres embarazadas. En trabajadores expuestos se ha reportado hipotonía, bradicardia, conducción auriculoventricular retardada y aplanamiento de las ondas del ECG, así como disminución de la presión sanguínea.

Estudios de morbilidad y mortalidad publicados en la literatura europea describen una colección de síntomas, que podrían presentarse en el personal industrial expuesto a microondas, llamándosele “síndrome neurasténico o de la microonda” el que se basa en quejas subjetivas tales como dolores de cabeza, disturbios del sueño, debilidad, disminución de la potencia sexual (libido disminuido), dolores en el pecho.

Estudios posteriores de mortalidad y morbilidad del personal naval de los E.E.U.U., expuesto ocupacionalmente a los radares, no encontraron ninguna diferencia entre los grupos expuesto y de control. En una investigación realizada a personal diplomático de los E.E.U.U., con exposiciones muy bajas a microondas, no se encontraron efectos significativos en la mortalidad por cáncer; sin embargo en la población que se encuentra alrededor de las bases de la fuerza aérea de los E.E.U.U. se han presentado resultados contradictorios incluso al evaluar a grupos de estudio idénticos. Sin embargo, otros trabajos indican un riesgo creciente del cáncer en expuestos a radiofrecuencia.

En resumen, los estudios clínicos, epidemiológicos y comparativos no confirman de forma fehaciente los efectos perjudiciales en la salud de los seres humanos a los tenores de exposición usuales a los campos de Radiofrecuencia. Algunos grupos ocupacionales, tales como fisioterapeutas y trabajadores industriales expuestos, deben ser estudiados más profundamente.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que aún no existen estudios epidemiológicos de calidad para evaluar los riesgos en la salud que causa la exposición a la radiofrecuencia, advierte que algunos de ellos ya han demostrado que sus campos aceleran el desarrollo de tumores en el pulmón, cáncer mamario y de piel, hepatomas y sarcoma.