El virus del ébola

Con el aumento constante de población del planeta, es cuestión de tiempo que algún tipo de pandemia afecte a la humanidad. En cualquier lugar donde la población aumente y conviva de forma masiva, serán más frecuentes las enfermedades infecciosas, los contagios y las epidemias.

En el caso del ébola, que atrae la actualidad de nuestros días por el lamentable contagio en nuestro país, no debemos olvidar que es una enfermedad que ha cursado con distintos brotes que ocurren desde hace 30 años.

Actualmente el mayor miedo que produce es su alto índice de mortalidad, su inexistente tratamiento (aunque en la actualidad se estudian varios posibles), y el hecho de que tampoco exista vacuna alguna, lo convierte en una enfermedad bastante temible debido a su posible contagio entre la población.

ebola

Existe algún tratamiento del ébola posible desde las terapias alternativas?

Existen varios posibles tratamientos, tal y como se ha comentado desde varias asociaciones (ver aquí), que podrían ayudar a reducir la mortalidad en muchos casos.

Desde el punto de vista de la homeopatía también existe un posible tratamiento. Pese a la opinión (e ignorancia) de los escépticos, la homeopatía es especialmente útil en las infecciones víricas. Hoy en día es muy eficaz para combatir infecciones víricas como la hepatitis, el Papiloma, el Herpes o la gripe común, entre otros patógenos.

Cómo actúa la homeopatía contra estos virus? Utiliza preparados llamados bioterápicos (también llamados nosodes), los cuales vienen siendo utilizados desde el principio de la terapéutica homeopática (hace 200 años). Los bioterápicos, son fáciles de preparar, baratos y eficaces para reducir la carga viral de la infección. Además estos permiten tener un buen resultado aunque el virus mute.

Hoy en día, incluso se han refinado algunos de estos preparados, con la introducción de la micro-inmunoterapia que, siendo parte de la homeopatía, facilita la formación de anticuerpos para infecciones víricas como la mononucleosis, entre otros, con excelentes resultados.

Además, en homeopatía existe toda una gama de remedios sintomáticos que pueden ayudar a bajar la fiebre, combatir los procesos hemorrágicos y el malestar (dolor muscular) que se da en este tipo de infección.

Recordemos por último que la homeopatía se ha mostrado eficaz a lo largo de la historia en multitud de pandemias a lo largo y ancho del planeta, pese a que la memoria de muchos parece ser débil, y todos estos resultados se olvidan fácilmente, por desgracia. A continuación podéis ver un listado de pandemias, su resultado a los tratamientos y como estos fueron documentados:

— Cólera: “En Rusia, en los años 1830 y 1831, la homeopatía se usó para tratar a 1.270 pacientes con cólera en las provincias de Saratoff, Tambtoff y Twer: de ellos, 1.162 se curaron y 108 fallecieron… tasas similares en los resultados del tratamiento homeopático para el cólera se observaron en Hungría, Mähren y Viena” (Gebhardt, 1929) 63.

— Cólera: “Cuando, en el año 1854, el cólera invadió Palermo, 1.513 soldados contrajeron la enfermedad… de ellos, 902 fueron tratados con medicina alopática, de los que fallecieron 386, algo más del 42 %; 611 fueron tratados con homeopatía, de los que sólo 25 (un 4 %) fallecieron. En los años mencionados previamente, el cólera también afectó al Caribe y en la ‘perla’ de estas islas, Barbados, contrajeron la enfermedad 2.113 individuos. De los 346 tratados con medicina alopática, 154 fallecieron, pero de los 1.767 tratados con homeopatía, sólo fallecieron 370” (Gebhardt, 1929) 63.

— Cólera: “El 3 % de pacientes con cólera tratados con remedios homeopáticos falleció (Cincinnati, Estados Unidos, 1849). La tasa de mortalidad para pacientes en tratamiento alopático fue del 40-70 %” (Humphreys, 1849) 64.

— Gripe española: “Quizás el uso más reciente de la homeopatía en una gran epidemia corresponde a la pandemia de gripe de 1918. El Journal of the American Institute for Homeopathy, mayo de 1921, publicó un extenso artículo acerca del uso de la homeopatía en dicha epidemia. El Dr. T.A. McCann, de Dayton, Estados Unidos, describió 24.000 casos de gripe tratados con medicina alopática y cuya tasa de mortalidad fue del 28,2 %, mientras que en los 26.000 casos de gripe tratados con homeopatía se observó una tasa de mortalidad del 1,05 %. Dean W.A. Pearson de Filadelfia (Hahnemann College), que recopiló 26.795 casos de gripe tratados con homeopatía, respaldó este último dato” (Winston, 2006) 65.

— Gripe española: “La homeopatía se ha usado con un notable grado de eficacia en la gripe y otras epidemias durante 200 años… en la pandemia de gripe de 1918, lo homeópatas describieron una tasa de mortalidad del 1 %, mientras que los médicos que ejercían la medicina convencional documentaron una tasa del 30 %” 66.

Nota: en la actualidad sabemos que el virus de la gripe española era un virus aviar. Tan sólo en 18 meses fallecieron alrededor de 40 millones de personas.

— Gripe española: “Dean W.A. Pearson de Filadelfia recopiló 26.795 casos de gripe tratados por homeópatas con una tasa de mortalidad de 1,05, mientras que la tasa media de mortalidad entre los pacientes tratados por médicos convencionales fue del 30 %. Explicación: el tratamiento convencional de la gripe con remedios populares causó como mínimo 8.038 muertes, mientras que de los tratados con homeopatía sólo fallecieron 281 pacientes y la diferencia es estadísticamente significativa”. “En Connecticut, 30 médicos respondieron a mi petición de datos. Documentaron 6.602 casos con 55 muertes, lo que representa una tasa inferior al 1 %. En el servicio de traslado de pacientes, durante la Primera Guerra Mundial, tuve 81 casos de camino al hospital. Todos se restablecieron y acabaron en el hospital. Todos recibieron tratamiento homeopático. En un barco (donde se usó tratamiento convencional) fallecieron 31 por el camino. H.A. Roberts, MD, Derby, Connecticut.” (Explicación: durante la Primera Guerra Mundial, muchos médicos homeópatas sirvieron en las fuerzas armadas y usaron sus conocimientos homeopáticos) (Dearborn, 1923 67; Dewey, 1921 68).

— Gripe española: “La peor epidemia fue la pandemia de gripe de 1918. Contrajo la enfermedad el 18 % de la población mundial y fallecieron 20-40 millones de individuos. La epidemia fue tan devastadora que la esperanza de vida media en Estados Unidos disminuyó en 10 años. Durante la epidemia, se usaron ampliamente remedios homeopáticos, tanto como tratamiento como para la profilaxis. La tasa media de mortalidad con el tratamiento convencional fue del 2,5-10 %, mientras que fallecieron el 1 % de pacientes tratados con remedios homeopáticos” (Hoover, 2006) 69.

— Fiebre amarilla en Estados Unidos: “La homeopatía se había convertido en una disciplina muy popular en Norteamérica durante sus primeros años debido a su asombrosa eficacia obtenida por la ‘vieja guardia’ durante las epidemias de difteria, escarlatina, cólera, paludismo y fiebre amarilla. La tasa de mortalidad para esta última fue del 55 % en los casos tratados por la medicina alopática, pero inferior al 5 % en los casos tratados con remedios homeopáticos; para la epidemia de cólera, se observó un resultado similar. Con la ‘vieja guardia’ la homeopatía se escribió en ‘letras de oro'”. (From its Roots Upwards, entrevista con André Saine, MD, DHANP, Viena, enero de 1994) 61.

Fuente

2 thoughts on “El virus del ébola

  1. Un saludo cordial interesante todo lo que plantean, solo una pregunta como se hace para hacer los estudios vía On-line se les agradece un respuesta

    • Pues envíamos los dossiers impresos con los temas del curso por correo, y el seguimiento del curso (dudas, ejercicios, comentarios y exámenes), se hacen on-line.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *