REDES DE HARTMANN

– Cómo pueden afectar a nuestra salud

Como investigador en el campo de la Salud, en su dia había leído acerca de las redes de Hartmann. Como a diario nos llueven nuevas informaciones y caminos de investigación, aparqué el tema.

Pero hace cuestión de 4 años retomé el estudio práctico de dichas redes, y la influencia de los nudos de Hartmann en lo que se conoce como geopatologías

Para el lector que no conozca el tema, las líneas de Hartmann son meridianos y paralelos magnéticos (orientan las brújulas) que recorren todo el globo terráqueo. Son naturales, y componen lo que se denomina RED GLOBAL DE RADIACIÓN.

  • Todos los puntos de la tierra son electromagnéticos, sean o no de la Red.
  • En todos los lugares que hemos medido hay un mínimo de radiación enlectromagnética de entre 15,9 y 22,4 microampers/m
  • La Red se podría suponer que son líneas que en vez de tener los 15.9 microampers/metro (mínimo en las todas las zonas que se han testado) tienen cada 30 segundos de media (oscila de entre 15 a 45 segundos) una subida hasta valores de 250 microamperes/metro.
  • Las zonas geopatógenas, o sea los nudos, se detectan porque en su aproximadamente metro cuadrado de superficie, los valores suben hasta 500, 800, y pueden llegar a 1.200 microampers/metro. Los aparatos de medición de campos magnéticos de alta frecuencia miden en varias unidades, hemos cogido la de microampers/metro porque se ha considerado la intensidad mas dañina que la tensión.
  • Los nudos de Hartman se pueden medir con un medidor de campos magnético de alta frecuencia.

medidor

Una vez dado un poco de luz sobre el tema de las Redes Globales de Radiación NATURAL, vamos a relacionar los puntos Geopatológicos con la salud.

Hay que destacar que los puntos geopatológicos solo afectan a la salud si la persona está varias horas al dia en el punto en cuestión (dormitorio en la cama, sofá en el salón, lugar de descanso, lectura, meditación, despacho etc.). Carecen de importancia si están en el lavabo, cocina, pasillos, vestíbulo, etc. puesto que son zonas de paso.

Hemos comprobado en muchos casos que los nudos de Hartmann pueden afectar a algunos órganos a medio y largo plazo como riñones y pulmones, de forma grave, produciendo incluso alteraciones como Leucemia.

Casos:
Caso1: Matrimonio con dos hijos de 9 y 10 años respectivamente. El Padre había pasado cáncer de colon, actualmente curado y estable. Uno de los niños completamente sano, el otro con leucemia avanzada. Se practican las mediciones correspondientes y se encuentran nudos patológicos en el dormitorio, en el lugar en el que duerme el padre. También en la habitación de los niños en la cama del niño afectado de leucemia.
Curiosamente cuando se le pregunta a los padres si el niño duerme bien, nos dicen que en cuanto todos se acuestan en niño cambia la cama de sitio arrastrándola, y entonces se duerme.
Aparte de los tratamiento que puedan seguir para patologías, se les recomienda un cambio en la situación de sus respectivos lechos, a zonas sin geopatías.red hartmann

Caso 2: Matrimonio con hijo afecto de Fibrosis quística. Se realizan mediciones de geopatías en su hogar. Sus padres colocaron la cuna a los pies de su cama y el niño lloraba desconsoladamente. Cuando lo colocaban en su cama de matrimonio (exenta de geopatías) se calmaba y dormía. Descubrimos un nudo a los pies de su cama donde se colocó la cuna.
En la actualidad ya mayor, duerme en su habitación, donde encontramos en su lecho otro nudo de Hartmann, preguntamos si el niño descansa bien y nos contestan que sí, porque en cuanto se acuesta la familia el niño se va al salón y se duerme en el sofá o en ocasiones se duerme en el cuarto de invitados, donde no aparecen puntos geopatológicos.

Esto nos hace reflexionar y evidentemente nos invita a saber donde están los puntos geopatológicos en nuestros hogares, nos va en ello la salud y la de nuestra familia.

José Mª Cardesin Cegarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *