Informes sobre radicación microondas

Valoración del riesgo Sanitario por radiación de Microondas

Es necesario informar de forma comprensible al Usuario sobre la potencia de microondas que emite su seductor teléfono móvil. Los padres deberían tener opiniones informadas para valorar el riesgo sanitario, antes de comprar un emisor de microondas, de atrevidos colores, a sus hijos.
¿Perjudica la salud de los padres?. ¿Y las mujeres embarazadas?. ¿Es un Juguete de niños?.
Las Autoridades deben tener información real, práctica y comprensible, para valorar el potencial de daño y controlar las radiaciones de microondas, emitidas en proximidad de Estaciones Base.

¿Existen estudios sanitarios?. Hace más de 25 años los investigadores rusos afirmaron que la radiación de microondas altera la permeabilidad cerebral: la glucosa de la sangre y las proteínas penetran en el cerebro. Según los investigadores rusos la alteración de la salud por radiación de microondas es irreversible si se emite durante años y se manifiesta a largo-plazo.

Dr. William Steward. Informe Grupo Expertos. U.K. (Mayo 2000). Hay dos medios directos por los que la salud puede ser afectada por exposición a radiaciones electromagnéticas RF. Estos son por efecto térmico (calentamiento) causado principalmente al sujetar el teléfono móvil junto al cuerpo, y como resultado de posibles efectos no-térmicos por los teléfonos y las estaciones base (1.4)

Año 1996. Propuestas y programa de investigación: Grupo de Expertos, Comisión Europea.

Efectos térmicos. Existe actualmente un consenso general para los científicos de la comunidad y los niveles de cualidad de que el parámetro más significativo, en cuanto a los efectos relevantes de la exposición a los campos electromagnéticos, es la tasa de absorción específica (specific energy absortion rate: SAR) en el tejido, una cantidad adecuadamente promediada en tiempo y espacio y expresada en vatios por kilogramo (W/Kg).

Efectos no-térmicos. Un gran número de efectos biológicos han sido informados en cultivos celulares y en animales, con frecuencia como respuesta a campos de bajo-nivel relativo, que no están bien establecidos pero que pueden tener implicaciones sanitarias y son, por lo tanto, tema de la investigación en-curso.

No es científicamente posible garantizar que bajos niveles de radiación de microondas que no causan efectos nocivos para exposiciones relativamente cortas no causarán efectos adversos a largo-plazo.

Frecuencias básicas de repetición. La frecuencia básica de repetición es 217 Hz para los sistemas GSM y DCS 1800 y 100 Hz para DECT; sin embargo, el espectro también contiene un número más alto de armónicos debido al estrecho pulso, también hay frecuencias en la región de kiloherzios. Debido a la complejidad de estos sistemas de comunicación, también hay componentes de 2 y 8 Hz en la señal, aparte de los múltiplos de 100 y 217 Hz. 


RADIO FRECUENCIAS Y MICROONDAS

La exposición a microondas con débiles densidades de potencia parece provocar trastornos neurasténicos en el hombre, con padecimientos subjetivos como cefalea, fatiga, debilidad, mareos, malhumor, confusión e insomnio.

Algunos científicos han reportado efectos debido al uso de teléfonos móviles que incluyen cambios en la actividad normal del cerebro, en el tiempo de reacción y en los patrones de sueño.

En estudios epidemiológicos sobre población, pudieron verificarse casos de cataratas con exposiciones a densidades de radiación sobre los 100 mW/cm2. Alteraciones del patrón menstrual, desproporción de recién nacidos de uno y otro sexo, defectos congénitos y reducción de la lactancia se vincularon a la exposición ocupacional de mujeres embarazadas. En trabajadores expuestos se ha reportado hipotonía, bradicardia, conducción auriculoventricular retardada y aplanamiento de las ondas del ECG, así como disminución de la presión sanguínea.

Estudios de morbilidad y mortalidad publicados en la literatura europea describen una colección de síntomas, que podrían presentarse en el personal industrial expuesto a microondas, llamándosele “síndrome neurasténico o de la microonda” el que se basa en quejas subjetivas tales como dolores de cabeza, disturbios del sueño, debilidad, disminución de la potencia sexual (libido disminuido), dolores en el pecho.

Estudios posteriores de mortalidad y morbilidad del personal naval de los E.E.U.U., expuesto ocupacionalmente a los radares, no encontraron ninguna diferencia entre los grupos expuesto y de control. En una investigación realizada a personal diplomático de los E.E.U.U., con exposiciones muy bajas a microondas, no se encontraron efectos significativos en la mortalidad por cáncer; sin embargo en la población que se encuentra alrededor de las bases de la fuerza aérea de los E.E.U.U. se han presentado resultados contradictorios incluso al evaluar a grupos de estudio idénticos. Sin embargo, otros trabajos indican un riesgo creciente del cáncer en expuestos a radiofrecuencia.

En resumen, los estudios clínicos, epidemiológicos y comparativos no confirman de forma fehaciente los efectos perjudiciales en la salud de los seres humanos a los tenores de exposición usuales a los campos de Radiofrecuencia. Algunos grupos ocupacionales, tales como fisioterapeutas y trabajadores industriales expuestos, deben ser estudiados más profundamente.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que aún no existen estudios epidemiológicos de calidad para evaluar los riesgos en la salud que causa la exposición a la radiofrecuencia, advierte que algunos de ellos ya han demostrado que sus campos aceleran el desarrollo de tumores en el pulmón, cáncer mamario y de piel, hepatomas y sarcoma.

Comments are closed.